Top 5 de frutas exóticas mexicanas

Frutas exóticas en un plato

México es un país que se distingue por sus tradiciones, sus hermosos paisajes y su comida. Pero hoy no te hablaremos sobre la comida mexicana en general.

En cambio, te explicaremos la deliciosa variedad de frutas éxoticas que puedes encontrar en este país y más si hablamos de Cancún:

Tuna

Se cree que esta fruta (Opuntia Ficus) es nativa de México y crece a partir del nopal, es una de las frutas exóticas más común en todo México, que también es el mayor productor mundial.

Su sabor es un poco como la sandía. También crece en diferentes colores que van desde el rosa, naranja o verde.

Se puede consumir en aguas dulces, mermeladas o en rodajas. La piel tiene pequeñas espinas, por lo que debe pelarse antes de poder comerla.

Zapote Negro

Esta fruta proviene de un árbol con el mismo nombre que puede alcanzar los 25 m de altura. La fruta en sí se parece a un pequeño tomate. Cuando está maduro, es verde y marrón por dentro.

Su sabor es similar al chocolate. Se puede encontrar en los mercados locales en México de agosto a enero.

Pitaya

El fruto de diferentes especies de cactus. También crece en diferentes colores, pero el tipo más común es el de piel verde y no muy grande.

Su sabor es similar a las uvas, su interior es jugoso y su exterior está cubierto por pequeñas espinas, por lo que debe pelarse antes de comer.

Lulo

También conocido como Naranjilla o Chinchilegua, se puede encontrar en lugares tropicales y es originaria de América del Sur. Es de las frutas exóticas que se pueden usar para preparar jugo, mermelada y helado, entre muchas otras cosas. Sabe a naranja agria.

Maracuyá y Granadilla Dulce

Estas frutas son nativas de las regiones más cálidas de América Central y del Sur. Se pueden comer frescos o procesados, y si los come crudos, no tiene que quitar las semillas.

La Maracuyá es dulce y tiene un sutil sabor a vainilla. Una vez abierta, puedes ver sus semillas negras cubiertas por una pulpa amarilla.

La Granadilla tiene una piel plástica que debe romperse para acceder a la pulpa gris. Es un poco más dulce que Maracuyá y podrás encontrar esta fruta en algunos pueblos mágicos del país.

Mamey y zapote

El Mamey sabe ligeramente a miel con almendras. Su piel es firme y su interior es de color salmón. El zapote o chicozapote tiene una piel marrón-dorada, y es más jugosa que Mamey. Su sabor es similar a la pera mezclada con azúcar morena.

¿Ya has probado alguna de estas frutas exóticas? Sus sabores son incomparables pero te recomendamos probarlas aquí en México, ya que en otros países sus precios suelen ser elevados. 😉